De harpas y Tiffany´s

 DE HARPAS Y TIFFANY´S

            Apenas hay gente en la terraza. Pido una caña. Abro el libro. Sabina se recrea en su laberinto de amores de quita y pon, cajitas de ceniza tibia que se abren y se cierran como las ventanas de ese hotel que se alza frente a la estación Olvido. Mis ojos miopes se entrecierran, recorren las primeras líneas de Desayuno en Tiffany´s; brilla el sol.

            De soslayo cruza una alondra, fugaz como algún recuerdo incómodo, pero nunca he sido proclive al inmovilismo doliente de las estatuas de sal. Sigo leyendo, mas pronto me abstraigo al escuchar sonidos que aún resuenan recientes en la memoria. Es la música historiada de El harpa de hierba: una pradera que al ser rizada por el viento nos cuenta historias de vidas pasadas, retazos vitales recuperados para honrar la memoria de aquellos cuyos huesos descansan bajo las lápidas de un cementerio orientado hacia el bosque de River; como la historia de Dolly Talbo y sus amigos, quienes, a comienzos de un otoño ya remoto, causaran tremenda conmoción en una pequeña comunidad rural de Norteamérica al irse a vivir a una cabaña construida en un árbol.

            ¿Quién no ha soñado alguna vez con tener una casita en un árbol? Vuelve a cruzar la alondra, o quizá sea una oscura golondrina, la sombra de una sombra. Deberías pasar página, dejar a un lado la historia del harpa, que ya has leído, y concentrarte en la de Holly, que apenas comienzas. Y eso hago: Joe Bell asegura que Holly Golightly ha sido vista por última vez en África, alejándose de un poblado de chozas a lomos de un caballo. La misma Holly Golightly de hace quince años, la misma Holly de toda la vida. «Es una de esas historias que comienzan por el final», me digo, quizá una de esas historias que se descuelgan por la ladera de un camposanto para ser contadas por la voz cálida, rica y aterciopelada de aquella pradera rojiza que inspirase las primeras letras de ese genio de la literatura llamado Truman Capote.

            Alzo la mirada al cielo y no hay alondras ni golondrinas. Tan solo gaviotas, y la sombra de unos ojos risueños y miopes.

Anuncios

13 pensamientos en “De harpas y Tiffany´s

  1. ¡Qué envidia me das! Y no sólo por lo bien que escribes, que también. Sabes escoger buenos libros y buenos lugares para leer. Me encanta esta forma tuya de escribir por escribir.
    Un abrazo

  2. Ay que me perdía esta entrada. Sabía que te gustaría Truman Capote. Creo sinceramente que era un genio. Tenia una manera de escribir única y como si no costara, como si fluyera todo lo que cuenta. Muy buenas elecciones El harpa de hierba y Desayuno en Tiffanys 😉

    No olvides Otras voces, otros ámbitos y A sangre fría. Bueno y sus cuentos..

    Yo los tengo en pdf.

    Besicos

    • Iba a sacar sus cuentos de la biblio, pero alguien se me adelantó. En su lugar saqué Crucero de verano, tb suyo, y Cumbres borrascosas, de Emily Bronte. Crucero de verano está bien, Cumbres borrascosas me está fascinando. Hay una cierta afinidad entre la Holy de Desayuno en Tiffany´s y la Catalina de Cumbres que no puede ser casual. Yo creo que Capote se inspiró, al menos en parte, en Catalina para dar vida a Holy. De hecho, hay un pasaje en su novela en el que Holy critica los cuentos de su vecino diciendo que al leerlos tiene la impresión de que el autor divaga, no sabe hacia dónde va, y los contrapone, precisamente, a Cumbres borrascosas.

      • Cumbres borrascosas me encanta, me la releo cada x tiempo. La primera vez me la leí en un finde. Sí, seguro que hay algo de homenaje. Por lo visto, también dicen que en parta Holy es Marilyn Monroe, eran muy muy amigos, y de hecho para la película el pensaba en Marilyn, pero al final la rodó Audrey Hepburn, que está encantadora, hasta el punto de que ya no me puedo imaginar a Holy con el físico de Marilyn (claro imagino que hubiera quedado una película igual de buena con ella, y con su particular encanto fascinante, pero Audrey es Audrey ;)).

        Qué bien, así intercambiamos lecturas. 🙂

        Oye te leíste algunos de los libros de cuentos que nos regaló Alfaguara en aquel ReC??
        Ya sabes, Cortázar, Onetti, Scott Fitlgerald y Faulkner…
        Yo me leí los de Cortázar, pero tengo ganas de leer los otros ahora.

      • Juer, no he leído ninguno, ni me acordaba de ellos… Si te soy sincero, Cortázar me aburre bastante. De Soctt Fitzgerald he leído El gran Gatsby, y me pareció acojonante.
        En cuanto a Desayuno en Tiffany´s, me temo que el final feliz de la película traiciona el espíritu del personaje novelesco de Capote. La Holy de la novela va en busca de algo que no existe, es incapaz de amar a alguien de carne y hueso, y eso la condena a vivir errante de tumbo en tumbo, de abrazo en abrazo, de sucedáneo en sucedáneo.
        Y Cumbres borrascosas me lo estoy leyendo en un fin de semana 🙂 Un fin de semana frío y oscuro, de lluvia y nieve y cielos ceñudos y relampagueantes muy en sintonía con la atmósfera que supura la historia 😉

  3. Estoy de acuerdo contigo, a la peli le pusieron el happy end, es mejor el final del libro.
    Yo quería leerme los de Fitgerald, creo que me van a gustar.
    De Cortazar al ser dos libros, no me he leído todos. Pero hay cuentos acohonantes.

    Sí, un fin de semana ideal para Cumbres 😉
    Aquí tenemos un viento de esos que ulula tras las ventanas, frío y gris. Ideal para apariciones.

    Las hermanas Brontë (y hermano) dado que vivían es esos páramos desolados, y llevaban una vida casi de encierro, crearon todo un mundo para ellas. Hay un libros sobre su vida muy interesantes. 🙂

    • Vaya por deu, este comentario se había ido directamente a la cesta de Spam, menos mal que de vez en cuando me da por mirar 🙂

      Ayer terminé Cumbres, y hoy he comenzado Caperucita en Manhattan, de la Martín Gaite. Leí una pequeña biografía sobre los Brontë en un texto que prologa la novela… !Qué jóvenes murieron los cuatro!

  4. Sí, en esa época de tuberculosis y anemias…

    Oye si te gusta el de Gaite me dices. Me quiero leer primero el de La Reina de las nieves. Carmen Martín Gaite también tiene su historia triste… y a pesar de todo era pura vitalidad.

    No te olvides de El corazón es un cazador solitario de la Carson McCullers, y otra novela suya buena es La balada del café triste. Qué bien titulaba, ¿no?

    También te gustarán los cuentos de FlaneFalnnery O` Connor y
    ahora que lo pienso Italo Calvino también te gustará. Sobre todo su trilogía de tres novelas cortas: El barón rampante, El Vizconde Demediado y El caballero inexistente. Y también su libro (lo mismo de microrrelatos, no estoy segura) Las cosmicómicas.

  5. Por un momento pensé que te habías fumado algo… ¿Qué hace esta tía leyendo novelas del padre del calvinismo? ¿Y cómo es que éste escribía novelas? Hasta que la wiki me sacó de mi error 😀
    Te van a gustar las dos, la Reina de las Nieves, que es una novela urdida alrededor de un cuento, y Caperucita en Manhattan, que es un cuento para niños de todas las edades 😉
    Apunto los que me dices…
    Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s