El columpio

El perro se detuvo, olisqueó las puntas de sus zapatos y alzó la patita.

—¡Rosco, no!

El perro gimoteó, dio un par de vueltas en derredor y se asentó sobre sus cuartos traseros, la lengua fuera, envuelta en nubecillas de vapor que exhalaba por entre las fauces abiertas. Miraba fijamente al desconocido.

—No se preocupe —dijo aquel, su voz ronca y quebrada—, no tiene la menor importancia.

—Claro que la tiene, no está bien —contesté. Hice un esfuerzo y levanté la mirada: daba miedo verle, casi tanto como oírle.

—¿Tendría usted un cigarrillo, por un casual?

Le ofrecí el paquete, «puede quedárselo», así como el mechero. Aspiró la primera bocanada con fruición y me dio las gracias.

—Está empezando a llover —comentó.

—Sí, será mejor que me apresure —respondí tras un carraspeo incómodo. La culpa y el alivio respiraban entrelazados ahora que había encontrado un pretexto para alejarme de él.

—Adiós, y buena suerte —dijo.

No supe qué responder. Apreté los labios y emprendí la marcha. La hojarasca crujía bajo el peso de mis botas. Rosco se había quedado rezagado. Gimoteaba otra vez, como si se hubiera encariñado y le costara despedirse. Tuve que regresar y ponerle la correa. Entre las ramas de algún árbol cercano podía escucharse el graznido nervioso de un cuervo. El hombre seguía fumando bajo la lluvia. No dijo nada. Yo tampoco. Se había levantado un aire desagradable que hacía danzar las hojas en un remolino ocre, bajo el vaivén indolente de sus zapatos.

Anuncios

14 pensamientos en “El columpio

  1. Tremendo, este señor que inspira tanto miedo… ¿catálogo de sensaciones? Digo, por tus últimos textos. A mí éste me parece tan potente que lo llamaría capítulo, más que micro.
    Abrazos

  2. Yo si me lo encontrara también tendría miedo y le dejaría el tabaco, el mechero y una condolencia.
    Me gusta mucho la escena, coincido con Susana, llena de sensaciones. Ese vaivén indolente… uf
    Besos

  3. Es una pieza muy cinematográfica, muy de género, en blanco y negro. Me gusta este registro, y no me refiero sólo a la técnica.
    Grande, como dice el de Pamplona.

    Abrazos.

  4. Por vuestros comentarios deduzco que el relato me ha quedado quizá un pelín demasiado elíptico 😀

    La verdad es que bastaría con introducir un dato mínimo de información -el leve crugido de una soga, al final- para que el relato no llamase a equívocos… Y el caso es que no sé si hacerlo o no…

    Gracias a todos, y feliz finde!

  5. ¡Soberbio, Odys!

    Este es uno de esos micros para enmarcar y hacer escuela con él. Un manejo brillante de la tensión, con un movimiento ajustadísimo del péndulo narrativo. Dosis precisas de elisión y un cierre que engancha con el título y dota de sentido al texto.

    Me quito el sombrero.

    Un abrazo,

  6. No, Alb. En mi opinión no hace falta. Yo he necesitado dos lecturas para creer que era así, y una tercera para convencerme. Hay datos. Las hojas sólo crujen bajo los pies del narrador. Y había un vaivén en las puntas de los zapatos del otro, ¿no?
    A mí me gustaba así. Da más miedo caer en la cuenta.
    Abrazo
    Gab

    • La verdad es que sigo deshojando la margarita… De momento he añadido esa ultima frase de forma provisional, porque lo cierto es que preferiría poder suprimirla del relato, pero ahora mismo no lo tengo claro… ayuda bastante saber que, sin ella, existe la posibilidad de que llegue a entenderse, aunque sea a la tercera 😉
      Abrazos

  7. ¡Ahhh! en plan grito, no entendía nada del añadido ese en rojo, me estaba volviendo majareta, hasta que he leído los comentarios. Y digo… entre el título (confieso que a media lectura he vuelto para atrás para leerlo) y la manera que lo cuentas ¿no está claro?

    Besitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s