Mutambi

             —Groargh oink-aurgh, groin eik iiihhh… —dice X/97b.

            —Pero, ¿tendrás morro? ¡Y cómo colmillos quieres que te comprenda si nunca me cuentas nada! ¿Acaso pretendes que lea tus pensamientos? —dice X/97a.

            —¿Dumble nigh-grumble? Buaaarrgh… —dice X/97b.

            —Anda, animal, cómete los despojos y déjate de lamentos, que callado estás más guapo. Pues sí que… ¡Vaya nochecita me estás dando! —dice X/97a.

           **********

            Jaume Perulles está cansado. Lleva horas estudiando aquel documento, una transcripción literal de la grabación realizada la noche anterior en la celda del espécimen X/97 de Bicephalus mutans, el engendro de dos cabezas. Mutambi, como fuera apodado cuando no era más que un gusanete bicéfalo en un tubo de ensayo, se ha convertido en un problema de cuya solución depende la suerte del proyecto X.

El profesor Perulles echa mano de su diario personal y escribe:

«El bijeto (o sujeto con dos jetas) parece haber desarrollado dos personalidades independientes y fatalmente encontradas. Su confinamiento en un espacio cerrado podría haber sido el detonante del progresivo deterioro que sufren sus relaciones afectivas. Mucho nos tememos que el mal es irreversible, no en vano nos hallamos ante un caso extremo de incompatibilidad aguda de caracteres.

Tras sesudas deliberaciones, nuestro equipo de expertos procedió esta mañana a introducir un elemento de distracción que ensimismara a los contendientes y trajese paz y armonía a la celda. La pareja terminó peleándose por un quítame allá ese mando a distancia. Él quería fútbol, ella historias del corazón. Lamentablemente, las recientes restricciones presupuestarias a las que ha sido sometido nuestro departamento no nos permiten adquirir otro aparato de televisión.

—¡Quiero que me concedáis la separación! ¿Me oís, desgraciados? —exigió X/97a, en un momento dado.

—Sé razonable —le dijimos—, es físicamente imposible. ¿No ves que estáis hechos el uno para el otro? Tendréis que aprender a solventar vuestras diferencias de una forma amistosa y civilizada, a ser comprensivos y a soportaros en la alegría y en la tristeza, en la riqueza y en la pobreza, en la salud y la enfermedad, pues lo que la ciencia ha unido no siempre podrá separarlo el hombre. Con el tiempo, quién sabe, hasta podría ser que brotara una llamita de amor entre vosotros.

—¿Quieres decir que estoy condenada a vivir con esto? ¿Hasta que la muerte nos separe? —X/97a señaló con el pulgar a X/97b, quien ajeno a la conversación (tiende a distraerse con facilidad, quizá porque no entiende  el castellano) se entretenía cubriendo el mando de la discordia con plácidos lametazos.

—Veo que lo has entendido muy bien —dije en el tono de voz más dulce que acerté a emplear.

—Vaya si lo he entendido

X/97a hubo de ser sedada después de que atizase repetidas veces a X/97b con una butifarra; en estos momentos duerme a pierna suelta. X/97b presentaba contusiones múltiples, cortes y rasguñazos y un ojo a la funerala. Se le aplicaron tres puntos de sutura en el hocico y un filete de ternera que detuviera la hinchazón ocular. Craso error: en un momento de descuido se zampó el filete, el mando y el antebrazo izquierdo de Peláez, el becario aspirante a asistente de técnico de laboratorio que lo estaba atendiendo -y menos mal que lo cubre el seguro-. ¿Pudiera ser que la ansiedad estimule su apetito?

X/97b parece haber desarrollado una aversión irracional hacia las butifarras, por lo que hemos decidido suprimirlas de su dieta; tampoco vendría mal consultar la opinión profesional de un psiquiatra.

No hemos considerado oportuno abortar el experimento, que continuará mañana de acuerdo con el plan establecido».

Anuncios

14 pensamientos en “Mutambi

  1. Pero qué bicéfalo más mal avenido. A mí me sale uno así y lo meto en un reformatorio.
    Es muy divertido, Alberto. Me pregunto si está basado en hechos reales?

    Un abrazo.

    PD. Esto lo escribí ayer, y me doy cuenta que no lo envié…

    • Absolutamente. Está basada en Cervero, mi burro bicéfalo. Una cabeza solo responde al so, y la otra al arre. Total, que nos movemos en círculos, que a veces son centrífugos y otras centrípetos, en función del momento energético potencial de cada cual.

      PD: No te preocupes, creo que lo llaman Alzheimer 🙂

  2. Hay parejas fundidas para siempre con no sé qué pegamento. No hay quien las suelte. A no ser que uno tire de bocados. Estoy dando ideas por si la cabeza pensante femenina las pilla.

    Abrazos descabezados.

  3. Lo más divertido de esta pieza es que nos lleva a pensar en esa pareja -que todos conocemos, al menos, una- que aunque disfruten de dos cuerpos, tienen la misma relación que tu bijeto; con el componente añadido de que no deciden despegarse.

    Me has arrancado una sonrisa de buena mañana, Alberto.

    Gracias.

    Un abrazo.

  4. Gracias Odys por este interesante relato enciclopédico. Todos tenemos un Mutambi dentro, hay un cierto placer, dejadez, inercia, perversión, en acercarnos al precipicio y asomarnos lo máximo posible, y ahí nos comemos el brazo del becario y hasta el nuestro si hiciese falta.
    Por aquello de aportar soluciones, algo habitual en seres con mi mismo DNA, apoyaría una solución “salomónica”, los partiría en dos sin más, lógicamente en horas de máxima audiencia.

    Dos besos a Mutambi y un abrazo para ti.

  5. Igualitos que mis vecinos, ¿serán ellos? hace días que no se escucha nada. Este tipo de especimen se está dando mucho últimamente, ya sabes la economía obliga a aguantarse juntos en el mismo y reducido habitat.¡triste situación!

    Besitos

    • Hostis, estaba seguro de que te había respondido, pero se ve que no. Tutto bene, tan solo tengo este rincón un poco abandonado. Bueno vale, y a vosotros también 😉

      Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s