El acto creativo

El acto creativo auténtico es aquel que te permite crecer como persona. El resto son ejercicios de cosmética, y uno debe preguntarse para qué los desarrolla.

Anuncios

28 pensamientos en “El acto creativo

  1. Buscaba en algún sitio de quién es la reflexión, pero ya veo que es tuya, la comparto y reflexiono.

    Supongo que los ejercicios de cosmética forman parte del ABC del acto creativo, luego uno se da cuenta de que no son necesarios, ni forman parte de ese crecimiento personal.

    Kss

    • Sí, sí pero hasta esos actos de cosmética(de los que creo que todos hemos hecho uso alguna, pocas o muchas veces) forman parte porque al principio no se distinguen del aprendizaje, luego afortunadamente sí y pasamos del maquillaje…

      Kss Topisto

      • Yo entiendo por cosmética algo que aparenta sin ser, que no nos aporta nada porque no contribuye a hacer camino. Sostengo que el escritor, por ejemplo, tiene que ser un explorador de sí mismo, y del mundo por extensión, y no buscar espejos en los que autocomplacerse.

        Besos,
        el señor Viola.

      • Entonces estamos de acuerdo, creí que te referías con el maquillaje a esa fase que todo escritor pasa del “mamá mira qué bien escribo”, de las parrafadas pedantes y rimbombantes.

        Kss Topisto

  2. ¿el resto? y la otra pregunta qué me hago es ¿quién da el título que le permita a uno decidir si el acto creativo es auténtico o no? ¿Puedo decidir yo si el acto creativo de otro es auténtico?

    No cabe duda de que me haces reflexionar, Odys.

    Yo soy de los que creen que el acto creativo -y otros actos que no es menester detallar- han de realizarse con el único fin de ser feliz. A partir de ahí, si tu acto te hace crecer o no, le gusta a los demás o no, es considerado arte por la sociedad o no, no tiene trascendencia; en tanto en cuanto te haya hecho feliz.

    Pero claro, ¿quién soy yo para decir nada al respecto?

    Gracias por la reflexión. En un fin de semana con tanto fútbol, tenis y Fórmula 1, pensar no resulta fácil.

    Un abrazo,

    • Creo que tender a la felicidad y tender a la libertad son la misma cosa, y que para tender a la libertad, para ser más libre, uno ha de desarrollar su potencial como ser humano; crecer, en una palabra.

      En cualquier caso, tú eres la persona más indicada para reflexionar y posicionarte con respecto a tu actividad creativa: qué significa para ti, y qué finalidad persigues. Eso y nada más es lo que estoy tratando de hacer yo con respecto al mío, puesto que, en definitiva, se trata de una experiencia subjetiva. Es decir, que no pretendo pontificar sobre lo que ha de ser un acto creativo para todo el mundo, sino expresar lo que ha de ser para mí, para que el acto alcance un significado pleno.

      Abrazos.

  3. Muy profundo andas tú. Yo me conformo, a veces, con la cosmética. Entre otras cosas porque no sé qué me hace crecer como persona. Así que tiro de todo lo que me parece.
    Reflexión de altura hasta la que no llego porque soy bajita.

    Abrazos (aunque sea a las piernas que ahí sí llego)

    • Yo tampoco estoy seguro, pero trato de averiguarlo.

      Y tranqui, que los tacones los dejo para la jungla. En casa llevo pantuflas, así que un abrazo de bajito a bajita.

  4. Pues así es. Incluso a los 90 años, aún necesitando toneladas de cosmética, como yo, uno puede crecer, aunque sea hacia abajo. Pero eso es otra cosa. Habrá que reconocer que la muerte es un motor de lo más creativo…

    Abrazos

    • La cosmética te camufla, pero no te cambia, al menos al principio. Puede hacerte parecer mejor de lo que eres cuando te miras en su espejo. Puede halagar tu ego, y reforzarlo si por su causa recibes aplausos y palmaditas en la espalda. Y en consecuencia puede llevarte a ser más mezquino, inseguro y pequeño. En cuyo caso es inicua, y no inocua.

      ¿Noventa años? Cáspita!

  5. En un mundo en el que hasta los balances se maquillan, me parece una auténtica utopía vivir sin cosméticos. Está bien que de vez en cuando alguien nos recuerde el verdadero sentido de todo, el origen.

    • Eres muy generosa al llamar “maquillaje” al latrocinio 🙂

      No sé si el todo tiene algún sentido, pero sí que cada uno de nosotros puede encontrar y vivir el suyo…

      Besos.

  6. Opino que un acto creativo se inicia con una inquietud y hay que desarrollarla con o sin “ejercicios de cosmética”. Al fin y al cabo, la cosmética,la mayoría de veces, ayuda a embellecer, y la belleza (dejando a parte cánones y gustos) es armonía.
    Creo que siempre hay algo de auténtico cuando alguien intenta crear, a veces, en el caso de la escritura, hay que leer entre líneas. Crecer, hay que crecer, con o sin cosmética, haciendo y deshaciendo.

    Saludos

    • Indudablemente la estética, la belleza y el acto creativo están necesariamente encadenados, pero yo aquí utilizo “cosmético” en un sentido figurativo, circunscribiéndolo a aquella parte de su trabajo que el autor sabe que es mediocre o infértil, porque no le aporta nada. Muchas veces nos engañamos y conservamos textos por el simple hecho de que son nuestros, o porque nos han halagado al decirnos que son buenos, aunque uno sienta que no valen nada. El autor ha de ser el primer inquisidor veraz de su propia obra.

  7. El sentido figurativo de “cosmético”, me lo “figuraba” y lo entendí como un recurso (cosmético). Tal vez no entendí o no supe desentrañar todo lo demás.
    El autor debe ser “inquisitivo” con su obra (seguramente para crecer),pero eso también lo convierte en el peor crítico por falta de objetividad.
    Sobre creaciones, obras e ingenios, lo que el autor diga.

    • Quizá, pero eso que afirmas es en sí una opinión subjetiva. En cualquier caso, la mejor forma que he encontrado de distanciarte de tu propia obra es la que aconseja Stephen King y consiste en guardar el manuscrito bajo llave durante seis meses, dedicarse a otra cosa, olvidarse de él. Cuando vuelvas a leerlo será con otros ojos, tus ojos de lector ávido de experiencias expansivas. Si entonces consigue encandilarte es que es bueno. Bueno para ti, pues el destinatario primero del escritor es el lector que lleva dentro. Luego vendrá la tarea de buscar lectores que conecten con tu trabajo, pero esa es una historia que comienza cuando termina el proceso creativo.

  8. Pero no siempre cualquier cosa que te hace crecer como persona es un auténtico acto creativo. De hecho a veces he hecho bodríos, que me han hecho aprender y crecer. Pero lo que más me ha hecho crecer en esta vida, como a todos supongo, no tiene nada que ver con el arte. Aunque luego me dé para intentar hacerlo.
    Un abrazo, Odys.

    • El desarrollo de la creatividad es una de las fuerzas más liberadoras que puede experimentar una persona, pero no la única. El amor bien entendido no es solo otra, sino la más importante…

      Los garabatos que hace un niño al coger por primera vez unos lápices de colores tienen más de acto creativo que el cuadro realizado de forma mecánica por un artista que se ha estancado y no encuentra otra satisfacción en su trabajo que la pecuniaria, por poner un ejemplo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s