El búnker

Encontraba lentejas por todas partes. Todos los días. A todas horas. En los lugares más insospechados. Incluso aquella ocasión en que hubo de guardar cama durante cuarenta y ocho horas, ¿no es cierto que aparecieron siete entre los pliegues de las sábanas? Al principio las ignoraba. ¿Para qué querría él tanta lenteja? Ni siquiera estofadas le gustaban. Hasta que un día comenzó a recogerlas, entre divertido e intrigado. ¿Por qué él, de entre todos los hombres? Descubrir que tenía un don le llenó de orgullo. Comprender que debía explotarlo puso orden en su vida, y una luz sobre el camino. A medida que su colección iba creciendo, la búsqueda de la lenteja se convirtió en su gran pasión. Pero, al mismo tiempo, sus noches fueron poblándose de fantasmas y peligros.  Por eso sabe que un día vendrán a quitárselas. Todos esos mal nacidos sin lentejas que ahora dicen que las ha robado. Los inútiles, los vagos y los envidiosos, los mezquinos y cobardes. Todos ellos confabulados para arrebatarle el fruto de sus desvelos. Al caer el sol, encorvado sobre su tesoro, cuenta que te cuenta mientras sonríe y masculla amenazas que resuenan en la penumbra, bajo la bóveda de la cámara. Que lo intenten, si se atreven. Él está preparado.

Anuncios

9 pensamientos en “El búnker

  1. Alberto, que me he quedado aquí, sentado, pensativo …imaginando la cara de miedo de ese pobre hombre, de ese Tío Gilito de las lentejas…esas cosas pesan, sí, esas cosas pasan…y un día la felicidad mas inconmensurable llama a tu puerta…aunque tenga cara de lenteja…pero sin saber ni cómo ni porqué un día te cerca, te abate…los seres humanos necesitan referencia, tablas a las que asirse, aunque sólo sean los restos de un naufragio…mi hija pequeña llora, no entiende porqué le he tirado a la basura la lentejita que plantó…esas simientes sólo engendran violencia…otro día se lo explicaré, todavía no está preparada….simplemente sublime…a mi si que me gustan estofadas.
    Un abrazo

  2. Qué bien, pero qué bien, ejecutas toda una teoría del absurdo alrededor de la oda a la lenteja y el sueño patético del hombre. Una metáfora descarnada de la condición humana.

    Abrazos.

    • Caídas del cielo, vamos. Y de compartir, nada. No me extraña que tenga pesadillas. El hambre es muy mala y todos queremos comer lentejas. De nada le va a servir esconderse en el búnker.

      Buen microdenuncia.

      Cinco abrazos y un beso de lentejuela.

  3. Habría que usar este micro para explicar los efectos del egoísmo y la avaricia a todos aquellos que no comprendan el concepto.

    Esta pieza es fantástica. Nos lleva desde el absurdo hasta lo más profundo de la condición humana.

    Un saludo

  4. Qué ganas tenía de leerte, se te echaba en falta. Con qué naturalidad conviertes una situación absurda en algo con sentido. Yo le veo múltiples interpretaciones, la primera cosa que me ha venido a la mente ha sido la fábula de la hormiga y la cigarra. Luego, cuando se ha convertido en un don, era la gallina de los huevos de oro. Finalmente, cuando he vuelto al título he visto al tío Gilito en su búnker contando su riqueza…

  5. Puedo imaginarme a un tipo así. Sólo tengo que cambiar las lentejas por dinero, por coches, por acciones, por joyas. Los hay a montones en el mundo. De esos que se llevan su tesoro a su tumba, al otro mundo, para competir ante San Pedro con todos los Papas. Los hay por todas partes. Pero el tuyo es único, eso sí, porque su ambición son las lentejas. Una maravilla.

    Un abrazo.

  6. Hay pasiones que construyen, pasiones que ennoblecen, pasiones que envilecen, pasiones que destruyen y pasiones que arrasan con todo lo que encuentran a su paso, entre otras muchas pasiones. No es lo mismo coleccionar sellos, que lentejas, que almas, que cabezas, aunque a simple vista pudiera parecerlo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s