La mitad de nada

El mar enferma de cielo. El cielo se tiñe de sepia. La luz de un sol cada vez más hundido da los últimos coletazos y en tu pecho arraiga la nostalgia de un mañana en el que ya no estaremos.

Te despertó el suave traqueteo.

Justo antes de abrir los ojos, supiste que una parte de ti se había ido, deshaciendo camino.
No subas la cortinilla, o verás nevar hojas secas.

Anuncios

9 pensamientos en “La mitad de nada

  1. ¿Odys?
    Esto me lo imagino impreso en un librito de hojas muy finas, pequeño, en el que los poemas están separados por uno de esos dibujitos caprichosos….Sorprendente!!!!!

  2. Vaya, qué extraordinarias imágenes para vestir un sentimiento tan triste.
    Me gusta la idea de Montse. Me ha hecho pensar en los minicuadernos de hojitas de papel de fumar, que me traen recuerdos (incluso olores) muy antiguos y nostálgicos. De la niñez.
    Abrazos.

  3. Nunca he visto un librito de esos… Pero suenan bien, sobre todo si me he quedado sin papel de fumar 🙂

    Es broma. Aunque en situaciones desesperadas he llegado a utilizar papel de libro para liar mis cigarrillos. Pecadillos que se cuentan, aquí entre nosotros 😉

    Hoy hace un día muy negro y húmedo, aquí en Asturias. Pero no está teñido de melancolía. A veces la melancolía irrumpe en los días más luminosos… No es el día quien la alimenta, son los recuerdos que sueñas justo antes de levantarte con el pie izquierdo.

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s