11 pensamientos en “Ad infinitum

    • Si te fijas, en realidad no se están mirando, están mirando hacia atrás. Todos. Como si se hubieran dado cuenta de que la hilera de casas del fondo está doblándose por distintos puntos, quizá con la intención de envolverles, y engullirlos.

  1. El can me subyuga. Sin el can no hay foto. El can sujeta al hombre. Es un ejercicio de adiestramiento. Un ejercicio que se repite siempre, en todas las instántaneas. Guau.

    Abrazos.

  2. A mí lo que me acojona es que el de la camiseta blanca se parece a Juanito, que en paz descanse. El can en cambio se parece a sí mismo. Luego sí, va a tener usted razón. El can existe, y el otro es una función de onda sin colapsar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s