El tiempo que se tarda en fumar un pitillo

Tenía el pelo ensortijado y brillante, el hombre de piel cetrina y voz ronca que acuchillaba tangos a cambio de unas monedas, pan para hoy, cuerdas para una guitarra. Morena de cabellos cortos, hombros bronceados y largas piernas sobre patines. Tres melenas juveniles que la brisa orea. Dos ciclistas. Un mensaje en el móvil. Tus dedos revolotean sobre los frutos secos. Junto al lienzo en blanco del caballete y un taburete vacío, el artista arquea la espalda y con las manos volteadas sobre los riñones se infla en lento bostezo. Quince euros la caricatura. Ni un penique por tus pensamientos. Tu cara es un ensayo sobre la mirada ausente. La mar, en calma. Las gaviotas, lanzándose requiebros bajo un cielo cada vez más triste y oscuro. Voladores en la lejanía. Alguna que otra mamá empujando un cochecito, algún que otro señor con y sin gorra y bigote delante o detrás de algún que otro perro tuerto, borrosos -como una acuarela fresca en la lluvia- porque el tiempo (el tuyo) ya se detuvo. Te obligaste a leerlo de nuevo. Apuraste el gin-tonic y pediste otro. El aire se había vuelto más denso. Solo aquella voz rota de tango palpitaba viva, como un cuchillo en el vientre.

Anuncios

9 pensamientos en “El tiempo que se tarda en fumar un pitillo

  1. Un hermoso contraste. Me ha recordado el verso “tú por tu sueño y por el mar las naves”, tan conmovedor. Me parece especialmente bonita y sutil la primera parte, cuando el “tú” sólo aparece en los dedos que revolotean y en los pensamientos. Pero la segunda cierra el sentido, muy potente.
    Besos matutinos.

  2. Un paisaje descrito a punta de navaja. Me gusta que la historia se contenga, vencida e hincada de rodillas, aunque asome de fondo su ruido. Muy técnico.

    Abrazos.

  3. Aquí hay una muestra bien clara de eso que se llama la intención estética. Tensa e intensa descripción en la línea de lo que leo con más gusto últimamente:verbigracia, Onetti.
    Un fuerte abrazo,
    PABLO GONZ

  4. Al final tardé mucho más en escribirlo (y reescribirlo, y repasarlo, y sobreescribirlo) de lo que pretendía. La escritura automática no es lo mío.

    Agradecido quedo de recibir vuestras impresiones.

    Abrazos veraniegos (recién duchado, que conste)

  5. Me ha parecido que tiene aliento poético, y se nota que lo has pulido y repulido Albertsan.
    Tiene frases y momentos gloriosos, el propio texto es como un cuadro, como unaimagen captada en ese momento, ergo has conseguido el efecto de todo lo que ocurre en lo que dura ese pitillo.

    A sus pieses

  6. “borrosos -como una acuarela fresca en la lluvia- porque el tiempo (el tuyo) ya se detuvo.” genial ;-).
    Como algún compañero ha dicho más arriba -aproximadamente- es un micro con vocación de cuadro. Me encantó Odys. Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s