Corazón de látex

Existe un lugar paradisíaco, una isla de ensueño donde todo es lo que parece (las aguas azul turquesa, los arrecifes coralinos, las orquídeas negras, los tiburones blancos, las cacatúas broncíneas y los cuervos de colores) y no es oro todo lo que deslumbra, pues también hay rubíes, esmeraldas y zafiros enjoyando manos de uñas perfectas que nunca han tenido que romper un plato. La vida se desarrolla aquí entre bostezos, mohínes y galanterías, indolente resbala el tiempo sobre las sonrisas anorgásmicas de sus habitantes, gentes sencillas que han aprendido a disfrutar de sus privilegios como lo que son, el merecido premio que solo alcanzan un puñado de escogidos, el fruto cien mil veces centuplicado de sus brillantes esfuerzos.  En sus palacios de ébano y cristal, flotan estos seres de fantasía suspendidos en un goce eterno, vistosos y etéreos como esas burbujas con las que, no lo dudes, envenenarán tus sueños; entregados al juego, cóctel va y cóctel viene, sordos a un dolor que de siempre se les ha quedado pequeño, admiran desnudos sus cuerpos esculturales, impermeables sus pieles a la lluvia triste que nunca cae por estos lares porque, trufados de tesoros, aquí también untan sus hocicos los electos próceres de tu patria. Pero no seamos injustos, aquí hay de todo un poco, lo mejor de cada casa, de las más ubérrimas familias los más selectos miembros se entremezclan con hombres y mujeres que, hechos a sí mismos, no le deben nada a nadie; el tamaño de sus cuentas opacas es el único patrón de medida. Mirad si no a lady Ashcroft, recién llegada del condado de Cheshire, Inglaterra, una más en el elenco de ilustres personajes que a diario pululan por el saloncito rosa del Gran Casino Royale. Lanza aquel banquero alemán, orondo y bigotudo, sus dados, y en algún confín miserable estalla una pompa en vistosas volutas de artificio, aplauden damas y caballeros mientras un Yusuf cualquiera llora otro desahucio, qué más da si da lo mismo. Brillan también las perlas de la sin par Angelica di Amato, maestra de la ingeniería financiera, cómo no, cuyas tetas de silicona ruedan y ruedan saltarinas sobre la caprichosa ruleta. ¡Veintiocho y rojo! Cariño, ven a ver esto, ha subido el trigo diez enteros y a Patrick Wildebeast se le pone dura al embolsarse otro millón. ¿No es maravilloso?

Situada en el mar de los Sargazos, Heart Island extiende su red de tentáculos hasta los rincones más remotos de la Tierra. Chupa sangres, succiona sudores y devora lágrimas que al instante devuelve transformados en toneladas de miseria, para mayor gloria y disfrute de sus okupantes. Las reglas del juego son como son, y no como te las cuentan. Si no te lo puedes permitir, no te molestes en venir a visitarnos.

Anuncios

6 pensamientos en “Corazón de látex

  1. La mezcla de paraísos y jerarquías del pasado y del presente atrapa casi tanto como la ironía. Me gusta este tono ácido para trepanar todos los privilegios que en el mundo han sido. Y que rompas el tamaño habitual del texto, también.
    Saludos.

    • Un ejercicio de contorsionismo que altera las reglas del juego de los paraísos ficticios. La prosa, exquisita, se va desdoblando a través de la ironía al mismo tiempo que ese mundo plastificado de charanga y pandereta. Hilarante.

      Abrazos.

    • Últimamente he estado subiendo micros bastante más cortos de lo que en mí es habitual… Esto es debido a que llevo unas semanas participando en el concurso de micros de la revista Eñe, que limita el tamaño de los relatos a 480 caracteres. Y claro, una vez besado el polvo allí, aparecen aquí 🙂

      Besos.

  2. Me gusta que te alargues. Me gusta que nos sumerjas en este aburrido mundo de los miserables a costa de las desdichas ajenas. Yo también, amigo mío, quisiera hacerlos saltar por los aires.

    Besos y abrazos a pares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s