Calma chicha

-¿Y cuándo será el incendio?

-El pastor ha dicho que esta noche. O mañana, a más tardar.

-¿Y arderemos todos?

-Como en el infierno.

Desde los riscos donde permanecen sentados, la ciudad, envuelta en humos, apenas es visible a sus pies. Ruedan distantes los truenos. Rosebud da un bocado al bocata de anchoas y se queda rumiando las palabras de su amigo.

-Pero el sábado hay partido -dice al cabo-, es la gran final.

Fallentowns se encoge de hombros y extrae el paraguas de la mochila. Caen las primeras gotas. Y ellos dos bostezan a la par.

Anuncios

14 pensamientos en “Calma chicha

  1. Micro de tono, de metáfora, de bocata de anchoas.

    Es curioso, la actitud de indiferencia y bostezo de los personajes es inversamente proporcional y contraria al sentimiento entrañable que ambos despiertan en el lector. Detalle de maestría, de talento.

    Abrazos.

    • Gracias Agus, me gustaría hacer una serie de micros centrados en estos personajes. Intentaremos que Rosebud y Fallentowns cabalguen de nuevo, pero creo que todavía es pronto para saber si la intención dará mucho más de sí.

      Un abrazo.

  2. Me encantan estos contrastes tan tuyos, Rosebud y bocadillo de anchoas… La ambientación es genial, con predicción incierta.
    Ayer intenté tres veces comentar la entrada y no pude, a ver si ahora lo consigo. Abrazos

    • Hay que tener mucho estómago para comerse un bocata de anchoas, tan saladas ellas como aceitosas 🙂

      A WordPress le ocurre a veces lo que a Google, que se descontrolan. El mismo día que tú intentabas dejar un comentario, yo rescataba dos que habían ido a parar a la papelera, catalogados como spam, cuando no lo eran…

      Abrazos.

      • Acabo de leer tu comentario en el Cangrejo… Siempre me haces reír a carcajadas, ¡y no suelo hacer delante de la pantalla! (el otro día también, con lo de Alvino, me descoj) En fin, gracias por esas notas de humor en la blogosfera, creo que son buenas para todos. Abrazos.

  3. Estoy con Agus, micro de maestría, contrasta la indiferencia de los protagonistas con la inquietud movida en el lector ante el incendio. Oh y el partido y el bocata de anchoas… mágicos.

    Un saludo indio

    • Gracias, Gran Jefe, creo que lo del partido se me coló subliminalmente porque cuando lo escribí estaba a punto de jugarse la final de la Champions. El coco, como el fútbol que diría don Alfredo, es así 🙂

      Jau

  4. Gran talento literario el tuyo, solo alguien con un dominio como el tuyo consigue mezclar elementos tan dispares y salir tan bien parado. Excelente micro. Me encanta!

  5. Unos hechos extraordinarios narrados desde lo cotidiano. Esperar el fin del mundo en un incendio entre bostezos y con un paraguas para no mojarte es una genialidad. Estos personajes traerán cola. Rosebud, Rosebud…

    • Gracias Manu, me gustaría poder continuar con ellos, pero no sé si darán para mucho más. Aunque a veces veo a Rosebud subida en un trineo, mientras susurra orson, orson… No sé lo que significará, pero me intriga. Habrá que tirar de ese hilo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s